El Subibaja

Comparte en tu Red...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

Sumas que restan…….

Ya lo hemos comentado anteriormente, nadie niega que en cuanto Saúl Monreal tomó las riendas del municipio, se comenzó a notar un cambio significativo en la manera de hacer las cosas al interior de la presidencia municipal.

Nadie niega tampoco el empeño y las ganas de hacer las cosas del menor de los Monreal.

Hemos sido testigos de cómo el presidente municipal va y viene a Zacatecas, inaugura, realiza recorridos, tiene conferencias, ofrece apoyo a los sectores productivos, etc.

Lamentablemente también hemos sido testigos de cómo todo el trabajo realizado se va por el caño y la imagen que el presidente municipal quiere imprimirle a su administración queda manchada por la falta de compromiso de unas cuantas personas.

Una de esas personas a las que nos referimos es Andrés Vázquez, secretario particular de Saúl Monreal.

La Secretaría Particular que debería ser la mejor cara del Presidente Municipal se ha convertido ahora en la peor de todas las caras.

En estos dos meses que lleva transcurrida la actual administración, hemos recogido quejas de la ciudadanía que nos comentan del trato déspota e inhumano que han recibido al acercarse a esa oficina.

La gente que confió en que las cosas iban a cambiar para mejorar después de dos años de un alejamiento de la sociedad nunca antes visto, ahora ven como la situación está a punto de convertirse en algo similar si no se actúa con tiempo.

Andrés Vázquez es por ahora y sin discusión la persona que más le hace daño a Saúl Monreal.

Sus actitudes prepotentes y arrogantes ya hicieron mella al presidente y continuarán haciéndolo si no se le pone un hasta aquí fulminante.

Parece que al señor Vazquez se le olvidó muy rápido que uno de los compromisos del alcalde en su campaña casualmente fue un trato humano, respetuoso y directo con la autoridad y que el secretario particular debe ser el primero en poner la muestra.

Última Llamada……

Esta por demás decirlo que en acontecimientos especiales como la boda de un buen amigo o los quince años de la sobrina, o bien en un cumpleaños de un hermano nos podamos tomar unas cervecitas.

De echo de vez en cuando hacen falta en una convivencia familiar o con amigos disfrutando de un partido de fut bol en un sábado por la tarde.

Pero de ahí a que a diario algunos funcionarios lleguen con aliento alcohólico a sus oficinas y que aún en esa situación atiendan a la ciudadanía, evidenciando el estado inconveniente en el cual se encuentran, eso de verdad que no se vale.

Hemos insistido hasta el cansancio que el alcalde municipal Saúl Monreal ha tratado una y otra vez de poner el ejemplo de cómo se deben de conducir los funcionarios de la administración municipal.

Al presidente lo vemos siempre con la disposición de atender, de escuchar y de solucionar los problemas de la gente.

Siempre atento y a la línea, con la sonrisa a flor de piel y lo más importante: siempre en sus cinco sentidos.

Lamentablemente existen personas cercanas al presidente a las que definitivamente no les ha caído el veinte y más pronto de lo que canta un gallo se tendrán que retirar si no cambian su modo de vida y dejan sus vicios.

Esos malos funcionarios que no han predicado con el ejemplo del alcalde tendrán que dar paso a gente verdaderamente comprometida con el proyecto y que además le impriman seriedad a su trabajo.

Hasta ahí lo dejamos….

Rugidor……

Creemos y estamos seguros de ello, que después de lo desgastante que fue el proceso electoral pasado, la gente lo que requiere y exige ahora es que nuestros gobernantes den los resultados que los ciudadanos esperamos de ellos.

Nos queda claro que ahora el gran protagonista, el que decide qué rumbo debe tomar el gobierno es el ciudadano y no al revés.

Este comentario lo hacemos porque hemos revisado la actuación de los miembros del H. Ayuntamiento y nos hemos dado cuenta de quien viene a trabajar y quien solo viene a protagonizar.

Uno de los que viene solo a protagonizar es sin duda Juan Cristóbal Félix Pichardo.

Su actitud prepotente ante sus propios compañeros regidores en vez de ayudarle, le perjudica enormemente.

No hay sesión de comisiones o sesión de cabildo en la cual el señor Félix quiera hacer uso de la voz. A cómo dé lugar, incluso en los asuntos que no entiende este regidor ve la oportunidad para figurar.

Sabemos desde ahora las intenciones del regidor Juan Cristóbal pero aún faltan tres largos años y muchas cosas pueden suceder.

Solo recordarle que no es con protagonismos como crece un político. Para crecer en la política ahora se necesita seriedad, trabajo, constancia, honestidad y muchos otros atributos que lamentablemente a Juan Cristóbal Félix le faltan o carece de ellos.

Existen personas que sin hacer olas, sin levantar el polvo, están avanzando calladamente a base de trabajo y tesón y que seguramente cuando se llegue el momento van a figurar por eso y no al estilo de Félix que tiene que hacer un circo para que lo tomen en cuenta”

He dicho!……

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *